fbpx

Cultura de la Salud: Vértigo y Equilibrio.

El oído interno es un sistema delicado y eficiente, que manda señales al cerebro de la posición de la cabeza respecto al suelo, y en turno el cerebro envía señales a las piernas y a los ojos para avisarle los cambios y estén preparados.

De esa manera, con el oído, los ojos y el cuerpo (las extremidades) podemos mantenernos sentados, caminar, saltar y girar. Cada vez más entrenamos nuestro equilibrio de maneras extraordinarias – escalar, bucear, andar en bicicleta o patines, esquiar, bailar, y ni se diga ser trapecista o equilibrista!!

Cuando el sistema del oído interno se lesiona, es posible sufrir de VERTIGO, que significa que señales del oído interno avisan al cerebro que estamos girando, aunque el cuerpo no se esté moviendo, provocando una sensación desagradable. Es frecuente que se le llama “LABERINTITIS” equivocadamente.

La mejor manera de rehabilitarse de un cuadro de Vértigo (agudo o crónico) es volver a sincronizar al Oído Interno, Los Ojos, y al Cuerpo realizando una serie de ejercicios especiales y entrenar de nuevo a nuestro delicado sistema del balance, poco a poco y sin prisas, hasta llegar a un nivel normal.



Visítenos
Contáctenos
¡Llámenos!

Esta es una tienda de demostración para propósitos de prueba — NINGÚN pedido será procesado. Ignorar